Música color de rosa

0
331

La música ha sido siempre la solución a muchos de los problemas que enfrenta la humanidad. En distintas oportunidades ha sido nuestra cómplice para una dedicatoria, desahogar tristeza contenida, dar unos buenos movimientos en la pista de baile y muchas otras numerosas actividades. Ante distintas filosofías que se manejan sobre la vida, la más curiosa es que no posee un color rosa y se comprende que es debido a que nada es fácil. Sin embargo con el combinar de los sonidos, algo de ritmo y mucha creatividad, se crea la magia de hacer nuestra existencia un lugar más acogedor.

Transportándonos a la época de los 60´ es posible enlazar con el primer apogeo de este maravilloso arte, artistas muy reconocidos nos deleitaban con sus canciones. Podría confirmar que esta década vió el nacimiento de lo que sería una necesidad anímica del hombre. Bandas como The Beatles tenían el mundo a sus pies durante esos años, con su género rock y temas muy populares a nuestros oídos como “Hey Jude”, “Yesterday” o “Let it be” por mencionar algunos. Para las personas que no conocíamos muy bien el idioma por aquel entonces, nos bastaba con enamorarnos de la melodía y lo bien que sonaba junto a la voz de Lennon o McCartney para poder disfrutar de sus composiciones.

Años más tarde y con algo de inglés hemos aprendido a reconocer el sinopsis de los temas e identificarnos con el que posea una similitud al momento que estemos viviendo. Actualmente las bandas de rock de años 60´en adelante son muy valoradas por los buenos oyentes de la música y por lo general afirman que oír estos temas los transporta al pasado.

Otros comentan que estas canciones fueron creadas en épocas doradas. Pero la declaración más importante es la de los que revelan que al disfrutar de la música, no existe nada que pueda separarlos ni que interceda entre el oyente y la emisión de la melodía, un encantador vacío que transforma la vida común en un ambiente paradisiaco.

En Latinoamérica, siendo más específicos en Perú, la música ocupaba un espacio especial en la cocina, podíamos oír en las radios a Leo Dan, Jeannette, Jose Feliciano, Camilo Sesto entre otros. Increíblemente la sazón de mamá superaba toda expectativa luego de una buena dosis de estos señores cantantes. De las discotecas de aquellos tiempos, podemos mencionar a la salsa como un ritmo bailable o “sabroso” como suelen decir los admiradores del género. La Fania, Celia Cruz, Hector Lavoe, Andy Montañez, entre otros artistas más, se encargaron de amenizar las noches de baile y diversión de la anterior generación.

Recordar muchas bellas melodías, canciones y sus intérpretes sin duda puede ponernos nostálgicos, pero lo importante a destacar en estas líneas es lo fundamental que es la música para cambiar de perspectiva ciertos momentos de la vida. El estado anímico del ser humano puede variar constantemente en un mundo lleno de obligaciones y que cada vez se mueve a una velocidad donde solo los jóvenes alcanzan a dominar dicho ritmo. Esta misma juventud en ocasiones puede caer en una profunda depresión lo cual acompañan con baladas para poder conseguir el alivio tras un extenso desahogo en compañía de las melodías más tristes.

Existen personas que prefieren desahogarse y animarse o simplemente disfrutar de sus actividades con melodías instrumentales como las que nos puede brindar Richard Clayderman, pianista francés, o las famosas composiciones clásicas como las de Mozart, Beethoven e incluso Paul Mauriat quien ha llegado a la popularidad con el tema “Love is Blue”. En la modernidad podemos comparar estos gustos con las mezclas de reconocidos DJ´s como David Guetta o Calvin Harris, quienes en colaboración con otros artistas han producido contagiosas canciones. Los géneros instrumentales suelen también trasmitir un mensaje a comparación de las melodías cantadas, muchas de estas tienen que ser interpretadas por el oyente lo cual hace aún más interesante oír este tipo de creaciones.

Sin duda la música es la que nos permite mejorar muchos aspectos de nuestra personalidad, brindándonos con ella la oportunidad de transformar momentos en lo que deseemos. La buena y verdadera música jamás será odiada por los oyentes. Todo lo contrario ocurre en las nuevas propuestas como lo son el reggaetón o rap, las cuales son muy cuestionadas debido al contenido muy inapropiado en las letras de sus temas ya que subliminalmente solo despiertan un deseo mundano por el cuerpo de la mujer. La intención principal de las canciones y su música es poder convertir una bella poesía en una canción tal y como ocurrió con un viejo soneto de un peruano cuyo apellido es Barreto hace ya muchos años.

Ante una pregunta de ¿Cómo sería el mundo sin música?, técnicamente imaginamos un lugar muy silencioso, sin vida, e incluso en caos, debido que algunas estadísticas científicas afirman que, la música es un arte que logra disminuir el estrés, cambiar el estado de ánimo y hacernos sentir mucho mejor.

Sin duda es un gran aporte para el ser humano al igual que muchas otras cosas vinculadas con el arte, puesto que la música también ayuda al desarrollo cognitivo si apuntamos a la música clásica ya que las personas que la utilizan en sus bebes tienen como respuesta unos niños con mayor capacidad de concentración y comprensión.

El dominar un instrumento hace que el hombre se conecte aún más interiormente, pues tras años de práctica, lo más probable es que sus composiciones sean basadas en lo que siente en ese instante, un efecto muy similar a lo que ocurre con los escritores poco antes de crear una historia.

La filosofía de la vida comprende cada acto bélico, cada hazaña heroica, muchas vidas entregadas a un cambio. Es en resumidas palabras un universo lleno de problemas, puesto que somos demasiados millones de individuos que no concentramos nuestras energías por un mundo mejor. Cada acción egoísta que se da regularmente en el ser humano, complica aún más la situación negativa que atravesamos en cuanto a racismo, discriminación, prejuicios y demás.

Sin embargo existe esperanza aun en algunos corazones que luchan con su arte, principalmente la música. Ellos buscan destruir la barrera de los límites que los países han creado en los mapamundis. Géneros como el reggae, y entre sus mayores exponentes Bob Marley, han logrado comunicar al mundo el mensaje de unión, pues entre sus melodías se puede percibir un entorno lleno de verdor frente a un mar azul en una gran tarde de verano.

Es la música nuestra salida para escapar de los problemas, es también el arma para acabar con algunos pensamientos negativos, utilizada más de una vez como una forma de protesta llamando a la gente a tomar conciencia. Temas como “One day” del grupo Matisyahu o “Where is the love” de The Black Eyed Peas lograron motivar a las personas a buscar un rumbo más pacífico y tomar una actitud mucho más amable.

En nuestro idioma contamos con el cantante colombiano Juanes quien con el tema “Odio por amor” también buscaba el mismo destino filosófico para con el mundo. La labor de la música cada vez es más fuerte debido a los diferentes rubros que ocupa, sin embargo es admirable como puede mover masas a un solo objetivo tal y como puede ocurrir con las canciones de alabanza de intérpretes cristianos como Jesús Adrian Romero y el tema “Tu estas aquí”. En uno de sus conciertos en vivo se puede apreciar la gran cantidad de personas cantando dicha canción con lágrimas en los ojos, ciertamente todos enfocados al ser supremo DIOS.

Estados Unidos logró en cierta ocasión de la mano de Michael Jackson unir a todo el país en pos del continente africano, reuniendo muchos artistas entonando la canción “We are the world” un clásico de los 80´.

Hemos conocido a medida de disfrutar cada creación melódica y canción, el efecto que causa en las personas que con el correr de los años han sido utilizados para diversos fines. Caeré en la redundancia al decir que la vida no es color de rosa, algo que ya había afirmado en las primeras líneas, sin embargo ahora se puede comprender que la música es algo que convierte lo desagradable en agradable, además que no conoce de sexo, raza o religión, no juzga, no hiere ni destruye, muy por el contrario si se le usa con un propósito se puede lograr grandes cosas. Es por esta razón que la música posee el color rosa, pues jamás será difícil, es como diría el gran cantante Andrea Bocelli en su canción “Vivo por ella” la cual está dedicada a este arte…
“…porque la música es así, fiel y sincera de por vida…”

Deja un comentario