Feliz Día Libro, Feliz Día Autor

0
150
Feliz Día Libro, Feliz Día Autor
Califica esta publicación

He pasado una buena parte de mi adolescencia entre libros y cuentos maravillosos, siendo inspirado por muchos de ellos para convertirme de lector a escritor. Quien diría que existiera una fecha tan especial dedicada al conjunto de letras impregnadas en hoja de papel que narran una historia. Pues sí, me refiero al libro, y no solo es el quien recibe el merecido reconocimiento, esta fecha también rinde homenaje al autor. A continuación conoceremos más al respecto.

El origen se dio en 1923 como una idea en la que se inspiró un escritor valenciano situado en Cataluña proponiéndola a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona. Tras ser aprobada la propuesta en 1926 tanto por la cámara como por el aquel entonces rey de España Alfonso XVIII, se realiza la primera fiesta del libro un 7 de octubre del mismo año.

Una curiosidad importante es que en las primeras celebraciones los españoles formaron la tradición de intercambiar un libro cuya lectura haya sido culminada y una rosa. Podían intercambiarlas con la novia o novio y también entre seres queridos. En la actualidad todavía se realiza esta tradición, si visitan Barcelona podrán encontrarse con floristas y libreros, imagino que ha de ser una gran experiencia compartir dicha costumbre.

En 1930 se decide modificar la fecha de celebración al 23 de abril la cual aún se conserva.

Los motivos del cambio de fecha fueron enfocados en dos puntos en particular, se dice que uno de ellos fue por motivos de clima ya que por el mes de abril la temperatura era agradable como para realizar un evento en homenaje a los libros. Lo cierto es que se buscaba internacionalizar esta fiesta que por el momento solo era celebrada en Cataluña, la idea era que todos los países del mundo puedan vivir esta fecha especial. Sin embargo el detalle más curioso y segundo motivo por el cual se cambió esta fecha, es por la coincidencia en el fallecimiento de tres grandes literarios, William Shakespeare, Miguel de Cervantes Saavedra y el Inca Garcilaso de la Vega.

Es verdad que dos de ellos murieron el mismo día y año, pero el famoso “manco de Lepanto” realmente falleció un 22 de abril, excluyéndose de las coincidencias con los otros autores mencionados. Lo que realmente sucedió, fue que en la parroquia de San Sebastián, no registraban la fecha de muerte a partir de la hora en la que un ser parte de este mundo, ellos consideraban la fecha en la que se da entierro al individuo, fue así como registran la muerte de Cervantes un 23 de abril de 1616.

Existen otras fuentes y datos que aseguran que la fecha de fallecimiento de Shakespeare tampoco coincidiría con sus colegas, principal responsable serían los cálculos basados en el calendario gregoriano, pero eso queridos lectores pertenece a otra parte de la historia literaria.

Un 23 de abril de 1995 la UNESCO proclamó el “Día Mundial del libro y del derecho de Autor”, como una fecha destinada a promover la lectura y que personas con afición a escribir puedan animarse a mostrar su talento literario al mundo. Así como los eventos deportivos son celebrados únicamente en estadios, la fiesta de las letras se da principalmente en las muy visitadas “ferias de libros”. La mayor atracción de estas son las presentaciones de nuevas obras o la firma de autógrafos que brindan autores invitados de reconocida trayectoria.

Es cierto que no en todas las ferias se muestran autores, ya sean populares o poco conocidos, pero la esencia de las ferias no se basa en un autor famoso, sino en que te permite conocer la gran variedad de libros que puedes adquirir. Se convierte en un lugar apasionante para los verdaderos lectores y es una ventana para que nuevas obras sean leídas.

Los textos existen aproximadamente desde los años 440 a.c., se aprecian en escrituras cuneiformes en bases de arcilla. Serian Gutenberg y su imprenta moderna quienes darían un nuevo estilo a los textos uniéndolos en uno solo y lográndose así el LIBRO.

Ahora enfocándome en los autores a los que más he leído, fue Carlos Cuauhtémoc Sánchez de quién he aprendido mucho de las lecciones que dejan sus novelas y todo se lo debo al hábito de leer. Los escritores poseen un talento único al momento de convertir su inspiración en historias, otros son grandes investigadores que se proyectan a contar la verdad acerca de acontecimientos importantes.

Un buen material literario cuesta trabajo realizarlo, desde la imaginación hasta la distribución, los autores se esmeran en brindar el conocimiento más profundo a través de sus obras, es por ello que su trabajo es admirable. Hoy en día nos damos con la sorpresa de que cualquiera puede ser un escritor, ex modelos, futbolistas, “youtubers”, entre otros. Personajes como estos metidos en el mundo de la literatura resulta una amenaza pues, es como el contenido inservible de la televisión pero en libros.

Siento que muchas personas tienen la intención de dejar un legado, de transmitir todo lo que saben a generaciones futuras, todo ello se transforma en una guía, un tesoro que debe ser apreciado por el hombre. Llego a la conclusión de que el propósito del autor para con su libro es poder transmitir su ideología y mensaje a todo el mundo, siendo sus textos bien acogidos por el público lector y en ocasiones convirtiéndolos en clásicos literarios.

Todo gran esfuerzo en favor de la humanidad y la cultura siempre trae una recompensa. Entiendo que este dicho se muestra muy extenso pero es totalmente cierto pues, Alfred Nobel creador de la dinamita, inscribió en su testamento a la literatura como una categoría a ser premiada. Es así como todos los autores del mundo en reconocimiento a su esfuerzo y talento con las letras, tienen cada año la posibilidad de llevarse el premio Nobel de literatura.

El primero en obtener dicho galardón fue el poeta francés Sully Prudhomme en 1901, entre sus obras más notables destaca “La Justice”, poesía publicada en 1878. Los conflictos bélicos perjudicaron a la ceremonia de entrega de premios al punto de ser postergados, el primer incidente ocurrió en 1918 debido a la primera guerra mundial, posteriormente en la segunda guerra, también se postergaría pero esta vez desde 1940 hasta 1943.

Deja un comentario