EL TÚNEL: LA METÁFORA DEL DESTINO

0
65

[kkstarratings]

Existen propuestas literarias que terminan atrapando al lector, con un estilo inigualable en su estructura textual. Se puede afirmar la misma idea de la obra “El Túnel” del escritor argentino Ernesto Sabato, la cual es una novela que contiene una importante filosofía psicológica hacia sus respectivos lectores. Es inevitable admitir que posee una trama regularmente compleja, sin embargo el estilo del autor plasma una esencia que permite conectarnos con la historia y razonar sobre ella al mismo tiempo.

No se logra entender, en que pensaba Sabato mientras escribía una novela en la que un asesino nos narraba su crimen. Tampoco se entiende si este realmente era un asesino o un justiciero moral de aquellos que aparecen en la actualidad. Lo cierto es que su personaje, el joven pintor Juan Pablo Castel, poseía actitudes depresivas y al mismo tiempo un don impresionante de analizar situaciones de la vida y acciones de personas.

La habilidad analítica de Juan Pablo se ve afectada fuertemente por el amor que cree sentir hacia María, la mujer de la desesperanza. Es a partir de allí donde el poderoso sentimiento de obsesión empieza a aturdirlo, impulsándolo a tomar decisiones que son erradas dentro de la lógica humana. Tal es así que el joven pintor, tras un vaivén de sensaciones con su amada, termina pasando sus últimos días en prisión.

Como se puede apreciar, esta novela es una exposición de conflictos intrapersonales con el personaje, quien utiliza metáforas para aclarar cada situación vivida. Éstas, sin duda, son añadidas por el autor y entre las primeras que resaltan en la obra, es la del rechazo que tiene Juan Pablo hacia las opiniones que hacen los críticos a sus pinturas. Nos invita a pensar que es una manifestación indirecta de Sabato, aclarando lo desagradable que es para él la hipocresía oculta que existe en los críticos.

Pero la metáfora más importante dentro de la obra constituye el mismo nombre del libro “El túnel”. Puede que algunos lectores no identifiquen la razón del porque esta novela fue titulada de esta manera, sin embargo, aunque hallamos el significado en los capítulos finales, se puede obtener un concepto de mayor profundidad. Este responde a los rumbos que elegimos tomar en nuestras vidas, pero en general se refiere al destino que el mismo personaje se autodiseñó.

La vida se categoriza por ser una aventura llena de sentimientos y experiencias que terminan por definir la clase de seres humanos que somos. En ella podemos ir a diestra y siniestra aprendiendo infinidades de conceptos sin límite alguno. No obstante, existen personas que no comparten el mismo ideal, creando su propio universo introvertido dentro de un mundo altamente experimental.

Las vías de la vida trabajan en coordinación con el tiempo, por lo cual siempre van hacia adelante con un rotundo rechazo al retroceso. Juan Pablo Castel, sabía que nunca hubo marcha atrás en la toma de sus decisiones, ni en las cosas que pensaba dentro de esa mente solitaria. El crimen que realizó lo termina concretando al reconocer en su interior que no tenía ya otros propósitos a lo largo de su destino.

Es verdad que este personaje actuaba cegado por la obsesión, movido por el único propósito de encontrar a alguien que lo entendiera. Son estas las características del anti socialismo, las que hacen que los propósitos de un individuo se reduzcan al punto de ya no tener mayores aspiraciones. El joven pintor logró encontrar alguien especial para su vida, pero nunca estuvo preparado para vivir las reales experiencias del amor, ¿Cuál es la razón?.

Castel vivía juzgando y rodeado de prejuicios ante la humanidad, no había nada que lo alegrase más que solo hacer el arte de pintar. ¿Cómo podría este personaje estar sano psicológicamente, si no se permitía ser ayudado o por lo menos abrirse un poco más al mundo?. Siempre avanzó en dirección recta, cada vez encerrándose más en la burbuja que el mismo se había creado, convirtiéndose esto en un oscuro y solitario túnel.

Sabato plasma muy bien la idea de que el túnel es el recorrido que las personas depresivas realizan a lo largo de su vida. Esta lleva como muestra una vida sin emociones, alejada de todo lo que el mundo produjera, sin adaptarse a tendencias o tan siquiera intentar comprenderlas. Ante esto el autor muestra la cura para la enfermedad, el amor.

El destino del joven pintor pudo haber sido diferente, siempre que sus sentimientos fueran verdaderos. En lugar de averiguar si estaba seguro de lo que sentía, se concentró en saber si lo que sentía María por él era verdadero, tras verse amenazado por otros personajes que circulaban en la vida de su amada. Lo poco que podría sentir por esta mujer, Juan Pablo lo convirtió en un trastorno que lo condujo a la demencia.

El autor como conclusión de su obra indica que las personas sufren de males, pero no se refiere a cualquier mal, si no que se refiere al mal de la soledad. Actualmente este problema crece a grandes pasos debido a los ideales egoístas que se muestran en las personas. ¿Qué si el amor lo puede curar todo?, en esta parte el autor también indica que ese elemento es lo que la humanidad necesita hoy en día.

El amor para este tipo de personajes suele mostrarse como una luz al final del túnel. Si la persona confundiera aquella luz podría experimentar una decepción tan grande que tal vez sea empujado a terminar con lo poco que le quede, incluyendo la vida.

Deja un comentario