EL CURRUÑAO MIAUMMH!

1
99
EL CURRUÑAO MIAUMMH!
Califica esta publicación

A continuación les quiero presentar la polémica tradición, una fiesta en honor a Santa Efigenia y su particular plato.

Sin alejarnos tanto de la ciudad de los reyes llegamos hasta Cañete, lugar conocido por su particular costumbre realizada cada año en el mes de septiembre en honor a Santa Efigenia, en la que uno de los principales personajes es nuestro querido y adorado gato, principal causa de atracción gastronómica.

La singular tradición tiene sus orígenes africanos en la historia de cómo la princesa Efigenia se convierte al cristianismo a través de las influencias del apóstol Mateo. Siendo hija del rey Etíope, Efigenia se consagró al cristianismo, razón por la cual se opuso a casarse con el príncipe Hitarco. Esta negativa llevó a que su padre ordenara incendiar el monasterio y asesinar al apóstol Mateo. Ella entristecida de la muerte de su mentor ordena construir un templo en honor a San Mateo. Y es desde esta fecha que la princesa Efigenia es considerada como santa y comparte con San Mateo cada 21 y 22 de septiembre. Esta costumbre llegó al Perú durante la conquista de los españoles.

Cuando las personas de piel oscura fueron traídas para ser esclavizadas en las haciendas de San Luis en Cañete comenzaron a reflejar su identidad en parte con esta costumbre que hasta hoy sigue latente.

El curruñao es el festival gastronómico del gato, donde este adorable felino es el plato principal en esas fechas. Cabe resaltar que es una costumbre de un sector pequeño en el país pero que se ha convertido en atracción de muchos. Los gatos pueden ser preparados  en un estofado, a modo de chicharrón, al huacatay a la plancha, asado, entre otros. Los felinos son criados por las mismas personas que luego los preparan. Se les mantiene en buenas condiciones con alimentos selectos como pescado o atún.

El mencionado festival de Cañete no solo consiguió atraer a muchos visitantes sino que también levantó a un grupo de personas que estaban en contra de dicha actividad a causa del maltrato previo que se le hacía a estos animalitos.

Los críticos han denunciado reiteradamente que el festival no solo consistía en preparar tentadores platos en base a gato sino que también se realizaban carreras donde estos animales eran atados a una soguilla y a una sarta de cohetecillos.

Estas prácticas bárbaras dieron pie a que algunos colectivos organizados que están en defensa de los animales pidan a las autoridades que se prohíban la matanza e ingesta de gatos.

A pesar que desde el 2014 el poder judicial prohibió el maltrato e ingesta de gatos, la hermandad de Santa Efigenia ha hecho caso omiso a esta disposición y continúan con dicha costumbre en seguir preparando diversos platos en base de carne de gato.

Para otros puede ser un tabú o una costumbre más de una sociedad entre otras tantas que existen no solo en nuestro país sino en el mundo. Para un sector puede ser visto como algo bueno y para otros todo lo contrario. Esto depende de las circunstancias y la cultura que predomina más en un lugar. Nuestro país es uno de los lugares con más diversidad cultural, aunque unas más aceptadas que otras.

Pero considero necesario conocer que la tradicional fiesta en mención con respecto al consumo del gato solo en fechas como el 21 y 22 de septiembre es parte de una identidad cultural de un pequeño puñado de personas. Ellos organizan este evento en base a sus costumbres y herencias tradicionales sin afán de imponerla, sino dándola a conocer al Perú y al mundo haciendo que más turistas participen en esta celebración.

1 COMENTARIO

Deja un comentario