BOOKTUBE: FORMANDO JÓVENES LECTORES

0
152

El nivel de lectoría en nuestro país es bajo, y mucho más si medimos el de adolescentes y jóvenes. Ante tanta tecnología y distractores que derivan de ella, ya no hay espacio para que ellos tomen un libro, se acomoden en un lugar en casa y pasen horas imaginando y disfrutando de personajes que luchan, se enamoran, viajan y realizan hazañas increíbles u otros actos en historias que escritores plasman en un compendio de páginas.

Sin embargo, desde hace unos años, editoriales y distribuidoras de libros han apostado por la literatura juvenil. Historias de amor entre humanos y seres sobrenaturales, luchas en mundos distópicos o fantásticos, familias disfuncionales y sexualidad, terror y demás, son temáticas usadas en este género, dirigido a los más jóvenes de la sociedad. Y aunque la prosa de estos textos no contengan palabras rebuscadas y las líneas no sean tediosas o complicadas de leer, lo cierto es que ha ayudado a que más personas se sumen a la comunidad lectora del mundo.

El interés que han mostrado los jóvenes por las últimas tecnologías de la información ha sido tanta en la última década que muchos aprovecharon la tercera ola de las comunicaciones, es decir, la web, para poder compartirla con el resto. Se empezó con blogs, en donde se escribían reseñas y opiniones de los libros leídos. Pero esto fue evolucionando. Las tecnologías y plataformas virtuales fueron desarrollándose más, y el gigante Youtube empezaba a dominar internet. Era el momento de dar el siguiente paso: booktube. ¿Qué es? Sencillamente la mezcla de las ganas de querer compartir el amor por la lectura e incentivar a leer con Youtube.

Es casi seguro que esta propuesta se inició en Estados Unidos, y que el primer país hispanohablante en replicarla fuese España. Fue un boom. Los números en ventas de libros aumentaron en varios países debido a ello y el fenómeno de booktube llegaría a Latinoamérica poco después.

Mia Nauca, Sebastian Alanya, William Francisco, Fa Orozco, May Ayamonte, Alberto Villareal y Javier Ruescas son algunos de los booktubers latinoamericanos y españoles destacados de la plataforma. Además, los tres últimos mencionados son escritores.

Dicho esto, no debemos olvidar que muchos contenidos que aparecen publicados en Internet carecen de valor científico y no han sido debidamente investigados. No se trata de subirnos alegremente al tren de la innovación si no se tiene noción de su significado. En tanto no se busque información relevante a lo que se investiga podríamos hacernos un daño a nosotros mismos y a los demás.

Ahora bien, está demostrado que en Youtube se puede hablar de lo que uno quiera. Cuando se piensa que leer es un acto aburrido y arcaico, con historias para nada entretenidas y complejas, llenas de palabras que en la vida se podrían entender, llega este grupo de lectores empedernidos para demostrar que estos pensamientos son erróneos. Y la influencia es tanta en la red, que muchas veces sus opiniones son más consideradas que la de críticos de literatura, y se debe a la confianza y el sentido de pertenencia que crean en el lector detrás de la pantalla.

Cada semana un video nuevo significa un libro nuevo… o varios. Booktube ha demostrado a esta nueva generación que hay muchas historias por descubrir y amar en la literatura, que leer es un placer, y que, definitivamente, nos hace libres.

Deja un comentario